martes, 23 de febrero de 2010

Capacidad Expresiva


La capacidad expresiva es inherente al trabajo del movimiento creativo o expresión corporal. Arteaga, Viciana y Conde (1997) afirman que se desarrollan tres ejes de acción en torno a este elemento: La expresión corporal, como resultado de la percepción reflexiva y del movimiento expresivo, debe estar centrada en la presencia, conciencia y vivencia del cuerpo como totalidad personal en el movimiento.
Los juegos de exploración del cuerpo, del espacio y de materiales diversos realizados de forma individual o en grupo potencian el sentimiento, aceptación y conocimiento corporal necesarios para el desarrollo de la sensibilidad, la autoestima y la valoración de la configuración y funcionamiento del cuerpo al servicio del bienestar individual y colectivo.El placer de la invención o la expresión total y vivenciada debe ser eje sobre el cual gire la experiencia estética y la interpretación dramática.
Conocimiento personal: persigue que la persona se conozca a sí misma respecto a sus posibilidades de expresar a través de todo su cuerpo y cómo eso provoca un autoconocimiento y una autorrealización consciente de lo deseado por expresar.
Comunicación interpersonal: conseguir una relación de comunicación entre al menos dos sujetos. Esta forma de comunicación se divide en dos apartados: comunicación verbal y comunicación no verbal.
Comunicación introyectiva: estará referido a la información dada por la persona sobre el
yo interno en los diferentes contextos en los cuales se encuentra. Puede venir determinada por:

Mundo interno propio, realidad personal de cada uno (real).
Mundo interno del personaje al quien se quiere caracterizar (ficticio).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada